Tratamiento de várices (IPL)  No hay productos en esta categoria.

Tratamiento de várices  (IPL)

Nuevo tratamiento de las varices. La terapia con luz intensa pulsada (IPL) propicia la  estimulación de las fibras profundas por el calor que genera la luz intensa pulsada, la piel se regenera, adquiriendo una mejor textura, reduciendo notablemente la apariencia de lesiones vasculares (manchas rojas), lesiones pigmentadas (manchas cafés), cicatrices o estrías. 

La luz pulsada intensa (IPL) produce destellos luminosos especialmente calibrados para actuar selectivamente sobre las várices, destruyéndolas sin dañar los tejidos circundantes, a través de un proceso denominado Fototermolisis Selectiva. EL IPL no resulta invasivo, ya que lo único que pasa a través de la piel es una serie de breves disparos de  luz. 

Cada sesión dura entre 20 y 30 minutos. Para completar el tratamiento son necesarias entre 4 y 6 sesiones de Luz Pulsada Intensa por área, dependiendo de las características de cada caso. El intervalo entre sesiones de IPL es generalmente de entre 3 y 4 semanas. 

Las varices y las telangiectasias son una patología muy frecuente y se encuentra en el 80% de las mujeres de más de 30 años. 

La Luz Pulsada Intensa es una de las técnicas más efectivas para tratar las venas variciosas y las arañas vasculares. 

El IPL es cada vez más utilizado en la medicina estética, con excelentes resultados. Se trata de un tratamiento novedoso, mínimamente invasivo e indoloro que, en el caso de las varices, las hace desaparecer de una forma efectiva.

NO ESPERES MÁS Y HAZ TU CITA AQUÍ

Cima